jueves, 4 de julio de 2013

Voluntarios de la libertad

imprimir página


Batallón "Lincoln", "Washington", "Mackenzie-Papineau", agrupados en la XV Brigada. Estadounidenses, canadienses, incluídos cubanos y argentinos. A estos batallónes se unió la Columna Connolly formada por un reducido grupo de irlandeses. Dos mil ingleses, dos mil quinientos estadounidenses y cerca de ochocientos irlandeses aproximadamente, "voluntarios de la libertad". Cara y cruz de la historia de los pueblos. Hijos dignos de países colonialistas e imperialistas, marcharon a verter su sangre por la libertad del pueblo español. Los irlandeses, feroces en su lucha contra el sometimiento británico, formarían codo a codo junto a sus hermanos del pueblo inglés en las trincheras del Jarama, de Brunete, Belchite y Teruel.
Hay un libro excelente, la novela de Alvah Bessie "Los antinorteamericanos", que relata la historia del legendario Batallón Lincoln, el regreso de los sobrevivientes, para ser perseguidos por "actividades antinorteamericanas" en el peór período del macarthysmo, incluso en las filas del ejército, al que volvieron a ofrecerse como voluntarios durante la Segunda Guerra Mundial, ya que entendían que la lucha contra el fascismo era la misma. Igual suerte corrieron los sobrevivientes ingleses.
En estos tiempos insolidarios, cuando rebrotan las xenofobias antiinmigratorias, los chovinismos nacionalistas de vuelo bajo, el resurgir de corrientes fascistas y el hegemonismo imperial, no está mal recordar estos ejemplos de la historia, casi ignorados por las jóvenes generaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada