domingo, 8 de abril de 2012

La canción inolvidable

imprimir página

Polonesa Opus 53, "Heroica", de Frederyk ChopinPolonesa Opus 53, "Heroica", de Frederyk Chopin







Canción inolvidable
                                                                                                                                                                
  


Año de producción: 1945

Dirección: Charles Vidor

Duración: 113 min.
En los primeros días del mes de septiembre de 1939, la caballería polaca volvió a cargar contra el enemigo, pero esa vez se las tendrían que ver contra la eficiencia quirúrgica y letal de las Panzerdivisionen; los cañones y ametralladoras de la Wehrmacht; e impresionantes bandadas de aviones stuka, arado, Heinkel y Messerschmitt de la Luftwaffe, atacando en picada y sin piedad. Frente a todo ese poderío militar impresionante, la desdichada Polonia sólo pudo oponer la precariedad de su infantería, la insuficiencia de su armamento pesado, lo obsoleto de su endeble fuerza aérea… Y el heroísmo intacto de su caballería. Contra la metralla nazi las cargas desesperadas, heroicas e inútiles de sus lanceros, montados sobre caballos que galopaban hacia la muerte como flechas de plata, mientras, desde algún resquicio de la historia o desde un rincón de la conciencia colectiva de los polacos, una Polonesa heroica resonaba, punzante, en todos los oídos. Pero los alemanes seguían avanzando, protegidos por una sólida barrera de fuego y metralla. Y desde el este también lo hacían los soviéticos. El 27 de septiembre cayó Varsovia y el 28 capitularon las últimas tropas polacas en Modlin. Aquello era el réquiem para Polonia.
El film no habla de nada de ésto, sino que está ambientado en tiempos de la opresión rusa bajo el imperio zarista. Tampoco está documentado que Chopin compusiera la polonesa inspirado por los vientos revolucionarios y patrióticos, sino que se centra en la difícil relación del músico con Georges Sand. No es un gran film, a pesar de haber estado nominado para varios Oscars, pero las actuaciones de Cornel Wilde, Merle Oberon y Paul Muni, sumadas a la interpretación del  pianista José Iturbe, lo tornan recomendable.
Es cierto que la caballeria polaca era una de las mejores del mundo, como también es cierto que cabalgaron heroicamente hacia la muerte en el vano intento de oponer resistencia a los tanques alemanes. Quizás toda ésta imaginería haya influído en la adolescencia de quien ésto escribe para impulsarlo a amar la Polonesa Heroica incansablemente, y llevarlo a frustrados, vergonzantes intentos de poder alguna vez interpretarla con un mínimo de dignidad.
























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada