miércoles, 18 de abril de 2012

Palestina Vencerá

imprimir página

Agradecemos enlaces de Adele Di Biase









Huelha de presos palestinos impacta en el diálogo ANP- Israel PDF Imprimir E-Mail
  
Ramalah, 17 abr (PL) Unos mil 600 prisioneros árabes iniciaron hoy una huelga de hambre para denunciar los abusos de Israel, en una jornada de tensión que llevó al gobierno palestino a rebajar el rango de una delegación enviada a Jerusalén.

  La protesta generalizada incluyó a gran parte de los presos palestinos en cárceles sionistas, mil 200 de ellos decididos a empezar un ayuno indefinido para exigir su liberación, a los que se sumaron 65 reclusos de nacionalidad egipcia, así como otros jordanos y libaneses.

La huelga de hambre coincidió con la conmemoración del Día del Prisionero Palestino y persiguió presionar al gobierno del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, para que excarcele a todos los reos, incluidos 320 en "detención administrativa".

Ese régimen de castigo mantiene a los arrestados por tiempo indefinido sin cargos ni juicio, y motivó una huelga de hambre de 66 días de Khader Adnan, un miembro del movimiento de resistencia Jihad (guerra santa) Islámica al que Israel se comprometió dejar libre hoy.

Una acción similar emprendieron dos prisioneros palestinos que este año realizaron prolongada abstinencia de ingerir alimentos, y otros 10 que también se negaron a comer en solidaridad con la campaña generalizada ahora bajo el nombre de "batalla de estómagos vacíos".

A la par de las marchas en los territorios de Cisjordania y la Franja de Gaza a favor de la puesta en libertad de los cuatro mil 800 palestinos que se estima hay en celdas sionistas, un grupo de 400 reclusos apoyaron la acción negándose a comer sólo este día.

El servicio penitenciario israelí señaló que un total de dos mil 300 presos habían anunciado que se abstendrían de consumir su ración diaria este martes.

Por su lado, Netanyahu recibió esta tarde en Jerusalén a una delegación de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) para explorar la posibilidad de retomar las negociaciones directas de paz, pero a última hora declinó asistir el primer ministro Salam Fayyad.

El jefe negociador palestino Saeb Erakat fue el portador verbal de un mensaje del presidente de la ANP, Mahmoud Abbas, al jefe del Ejecutivo sionista, quien dijo que en dos semanas respondería con un emisario las condiciones en que podría reanudarse el diálogo.

Fayyad rehusó la entrevista con Netanyahu en lo que describió como un día cargado de tensiones por la huelga de presos, uno de los temas que el liderazgo palestino condiciona para negociar, además del cese de los asentamientos y el reconocimiento de las fronteras de 1967.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada